CR3
CLUB REPUBLICANO TERCERA REPÚBLICA ESPAÑOLA
himnos
                                     
También canta la piedra
La Marsellesa o La marcha de los voluntarios de 1792
François Rude, piedra de Chérence
Arco de triunfo de l'Étoile, París (1833-36)
 
LA MARSEILLAISE
   
 
 
     
     
    El actual himno francés, conocido como La Marsellesa, fue escrito y compuesto el 25 de Abril de 1792 por el poeta, músico y capitán de ingenieros Joseph Rouget de Lisle, destinado en el batallón “Enfants de la patrie” de Estrasburgo. Cinco días antes, el 20 de Abril, se había proclamado en parís la guerra contra Austria. El día 24, cuando el alcalde de Estrasburgo supo la noticia, convocó a varios oficiales, entre ellos a Rouget de Lisle. Durante la reunión, el alcalde le pidió que compusiera un himno patriótico para el ejército del Rhin. Rouget se puso manos a la obra, inspirándose para la letra en un cartel que había visto en la calle con la proclama “Aux armes, citoyens!” (¡Ciudadanos, a las armas!). Tituló su himno “Canto de guerra para el ejército del Rhin”. Los soldados lo aprendieron y difundieron rápidamente por todo el país. En Julio de 1792, voluntarios marselleses que marchaban hacia París lo entonaron al entrar en la capital: de ahí viene su nombre. La Marsellesa, el primer himno que no nombra a Dios, fue prohibido durante la etapa del Imperio y la Restauración y rehabilitado por la Revolución de 1830. Fue oficialmente consagrado como himno nacional francés en 1958.

     
                                     
      LA MARSEILLAISE

Allons enfants de la Patrie,
Le jour de gloire est arrivé!
Contre nous de la tyrannie,
L'étendard sanglant est levé,(bis)
Entendez-vous dans le campagnes,
Mugir ces féroces soldats?
Ils viennent jusque dans nos bras,
Égorger nos fils, nos compagnes!

Refrain:
Aux armes, citoyens,
Formez vos bataillons,
Marchons, marchons!
Qu'un sang impur
Abreuve nos sillons!

Que veut cette horde d'esclaves,
De traîtres, de rois conjurés ?
Pour qui ces ignobles entraves,
Ces fers dès longtemps préparés ? (bis)
Français ! pour nous, ah ! quel outrage !
Quels transports il doit exciter !
C'est nous qu'on ose méditer
De rendre à l'antique esclavage !

Refrain

Quoi! ces cohortes étrangères !
Feraient la loi dans nos foyers !
Quoi! ces phalanges mercenaires
Terrasseraient nos fils guerriers ! (bis)
Grand Dieu! par des mains enchaînées
Nos fronts sous le joug se ploieraient !
De vils despotes deviendraient
Les maîtres des destinées !

Refrain

Tremblez, tyrans et vous perfides
L'opprobre de tous les partis
Tremblez ! vos projets parricides
Vont enfin recevoir leurs prix ! (bis)
Tout est soldat pour vous combattre
S'ils tombent, nos jeunes héros
La France en produit de nouveaux,
Contre vous tout prêts à se battre

Refrain

Français, en guerriers magnanimes,
Portez ou retenez vos coups !
Épargnez ces tristes victimes,
A regret s'armant contre nous. (bis)
Mais le despote sanguinaire,
Mais les complices de Bouillé
Tous ces tigres qui, sans pitié,
Déchirent le sein de leur mère !...

Refrain

Amour sacré de la Patrie,
Conduis, soutiens nos bras vengeurs !
Liberté, Liberté chérie,
Combats avec tes défenseurs ! (bis)
Sous nos drapeaux, que la victoire
Accoure à tes mâles accents !
Que tes ennemis expirants
Voient ton triomphe et notre gloire !

 

 
Nacimiento de La Marsellesa
Rouget de Lisle cantando por la primera vez La Marsellesa delante Dietrich,
el alcalde de Estrasburgo. Según la pintura de Isidore Pils.

       
                         
          LA MARSELLESA

Marchemos, hijos de la patria,
Que ha llegado el día de la gloria
El sangriento estandarte de la tiranía
Está ya levantado contra nosotros (bis)
¿No oís bramar por las campiñas
A esos feroces soldados?
Pues vienen a degollar
A nuestros hijos y a nuestras esposas

Estribillo:
¡A las armas, ciudadanos!
¡Formad vuestros batallones!
Marchemos, marchemos,
¡Que una sangre impura
empape nuestros surcos!

¿Qué pretende esa horda de esclavos,
de traidores, de reyes conjurados?
¿Para quien son esas innobles trabas,
y esas cadenas tiempo ha preparadas? (bis)
¡Para nosotros, franceses ! ¡Oh, qué ultraje !
¡Ningún arrebato debe ponernos nerviosos!
Es a nosotros a quienes pretenden sumir
De nuevo en la antigua esclavitud.

Estribillo

¡Y qué! ! Sufriremos que esas tropas extranjeras
Dicten la ley en nuestros hogares,
Y que esas falanges mercenarias
Venzan a nuestros valientes guerreros?
¡Gran Dios! ¡Con las manos encadenadas,
nuestros frentes sobre el yugo se doblegarían!
¡Los viles déspotas llegarían a ser
los maestros del destino!

Estribillo

¡Temblad, tiranos, y también vosotros, pérfidos,
Oprobio de todos los partidos!
¡Temblad! Vuestros actos parricidas
van al fin a recibir su castigo. (bis)
Todos son soldados para combatiros
Si perecen nuestros héroes,
Francia produce otros nuevos
siempre dispuestos a luchar contra vosotros.

Estribillo

¡Franceses, como magnánimos guerreros
sufrid o rechazad los golpes!
Perdonad a estas pobres víctimas
que contra su voluntad se arman contra nosotros. (bis)
¡Pero el déspota sanguinario,
pero los cómplices de Bouillé,
todos esos tigres que, sin piedad,
desgarran el corazón de su madre!...

Estribillo

¡Amor sagrado de la patria,
conduce y sostén nuestros brazos vengadores!
¡Libertad, libertad querida,
lucha junto a tus defensores (bis)
¡Bajo nuestras banderas, que la victoria
acuda a tus valientes llamadas!
¡Que tus enemigos expirantes
vean tu triunfo y nuestra gloria!

   
                         
       
Los marselleses la cantaron al entrar en París, de ahí su nombre.
           
                               
                                     
 

subir

Textos

volver a himnos